Estadistica

jueves, 19 de enero de 2012

Lasaña sabore di mare o cuando la farsa no es una mentira



Una farsa no es una mentira, en gastronomía una farsa es un relleno. Lo que utilizamos para rellenar una empanada, o unos calamares, o unos canelones o incluso un pescado.

Nosotros, culinariamente hablando, nos estamos haciendo unos expertos, por ello el vocabulario a utilizar debe ser realmente apropiado: es decir, entre nosotros cuando hablemos de farsa, ya sabemos que no estoy tomandoos el pelo, sencillamente es lo que tenemos que meter dentro de una empanadilla. OK?

Hoy vamos a hacer una pasta y como ayer aprendimos a hacer la salsa de tomate tenemos la receta de hoy realmente chupada.

Os gusta la pasta verdad,? pues hoy lleva un punto " Sabore di sale, sabore di mare" animaros y vamos a ello.




Ingredientes  para 4 personas: 

-1 caja de pasta de lasaña
- Salsa de tomate casera (ver receta de ayer ) como 300 cl.
-3 latas de atún  pequeñas  en aceite pero escurriendolas.
-1 lata de mejillones en escabeche que los vamos a picar menudos
-1 huevo duro cortado en taquitos
-8 pimientos del piquillo.
-Salsa bechamel ligera ( 2 cucharadas rasas  de harina, 2 de mantequilla, nuez moscada, ½ l. de leche, sal)
-Queso rallado parmesano o manchego curado

Elaboración:


1.-Hacemos la salsa de tomate según receta de ayer y cuando esta terminada añadimos el atún, los mejillones y el huevo dejamos hervir un par de minutos y reservamos. Ya hemos hecho la farsa

2.- Ponemos a remojo la pasta de la lasaña o cocemos según instrucciones del paquete, la ponemos a secar sobre papel de cocina cuando este lista   y preparamos una fuente de horno .Lo precalentamos a 200º.

3.- Disponemos una capa de farsa en el fondo, luego   3 láminas de pasta de lasaña, a continuación una capita de bechamel inmediatamente despues otra capa de pasta y una cubierta de pimientos del piquillo








4.-Volvemos a cubrir con otra capa de farsa  (ya sabemos que no es una mentira je, je)


5.-Cubrimos con otra capa de pasta y luego otra vez con bechamel


 6.-Los realmente enamorados de la pasta y sin sobrepeso pueden hacer una capa más repitiendo, otra capa de farsa pero acabando siempre con la bechamel y  por encima una capa generosa de queso rallado

7.- Metemos al horno a gratinar unos 8/10 minutos y llevamos a la mesa con lagrimas en los ojos porque otra vez hemos triunfado.





Juro que nunca sobra nada.