Estadistica

jueves, 19 de enero de 2012

Salsa de tomate casera o no puedo vivir sin ti



En el apartado de salsas de cocina tenemos un mundo que ya iremos haciendo poco a poco, pero desde luego, la salsa de tomate es una de las protagonistas de la película, a partir de la salsa de tomate surgen cientos de recetas, hay veces que también interpreta un papel secundario en la escena, pero ella es como los buenos actores brilla en todas partes donde aparece.

La salsa de tomate que yo hago es como, casi todas mis recetas, mi versión, la que a mi me gusta, vosotros debéis de encontrar la vuestra adaptándola a vuestros gustos.

Normalmente yo hago varios frascos y los congelo, voy sacando a medida de mis necesidades y cuando ya no me queda ninguno canto el cantito de hoy del Sr. Malla y corriendo saco la sarten y hago más.




Ingredientes:

-1  Cebolla pequeña en brunoise
-3 d. de ajo en brunoise ( muy chiquitilla)
-  1 lata de tomate natural  triturado 250 gr  (o el mismo peso en tomates pera que pelaremos)
- Albahaca (opcional)
-Laurel (opcional)
- chorrito coñac
- ½ pastilla caldo de carne.
- ½ cucharadita de azúcar


Elaboración:
1.-Preparamos el tomate frito pochando en una sartén a fuego lento los ajos, cuando tomen color la cebolla y dejamos 10 minutos 
2.-Añadimos el tomate, el coñac, la albahaca, la pastilla y el azúcar y dejamos una media hora a fuego  muy lento y tapado.
Notas: Yo le pongo albahaca porque la tengo fresca en la terraza y me gusta el puntito que da, no pasa nada si no la ponéis, añadirle laurel, orégano, tomillo o simplemente sin nada.
Hacerla lenta sin prisa para que la cebolla se quede melosa, si queréis luego la podéis pasar por la batidora ( a mi así no me gusta) o por el chino. A mi me encanta verla, me da ese punto caseril! pero vosotros mismos.
Si quereis hacerla picante, basta con una guindilla cayena o un chorrito de tabasco)

Con ella en la nevera nos hacemos en 0,2 un plato express pero muy rico porque ella nos hará triunfar...un arroz a la cubana en el que sólo tendremos que cocer en agua hirviendo 100 gr. de arroz por persona durante 20 minutos, freir los huevos y una salchicha,  y los que quieran hacer el completo pasar un platano por la plancha y listo!


Con cualquier pasta....


O sencillamente de fondo de acompañamiento de otra receta 



O en un pisto, o en bacalao con tomate, o...tenemos miles de recetas.

Y ahora me vais a prometer que el tomate frito solis, orlando, etc.. desaparecerá para siempre de vuestras vidas y sólo lo tendréis como último recurso en caso de emergencia total. Hecho!


Los que sois cocinillas experimentados sabéis la importancia de este post de hoy, no hay nada peor para estropear una receta que hacerla con tomate frito industrial.


Ahora encontrar vuestro punto con la salsa, vuestros ingredientes favoritos (podeis ponerle pimiento verde, por ejemplo) y a presumir de tomate casero con las amistades.