Estadistica

miércoles, 22 de febrero de 2012

Pimientos la vida es bella o la imaginación al poder

Me encantan los retos de recetas de Facebook, intento participar en los que puedo porque me hacen despertar la imaginación, quiero hacer siempre platos nuevos aunque sean con comidas conocidas pero darle el punto de originalidad que te exige un reto.

La imaginación es algo que siempre he admirado mucho en las personas, quizás por ello una de mis peliculas preferidas (es la que tengo en el pérfil) es La Vida es Bella. Será el cantito de hoy: 


Recuerdo cuando mi hijo Sergio tenía 3 años su profesora de la guarderia me aviso porque dijo que observara a mi hijo por si tenía problemas de madurez, dijo que era el único niño de su clase de psicomotricidad que no había querido hacer un ejercicio, ante mi pregunta que en que consistia tal prueba ella me dijo: 
" Pintamos dos rayas en el suelo y tienen que dar un gran salto para cruzar un rio lleno de cocodrilos" 
"¿ Y qué hizo mi hijo?"
" No quiso saltar porque dice que le pueden comer y se puso a llorar ante mi insistencia"
Yo no le dije nada a la maestra pero me senti, tan, tan orgullosa de mi hijo, que siempre procuré desde entonces que no perdiera esa imaginación e intenté siempre alentarsela.

Hoy en dia mi hijo va a cumplir 33 años es poeta y profesor de lengua castellana además de un lector empedernido, sigue conservando toda su inocencia y su imaginación de los 3 años.

Quizás algo haya heredado de mi que soy una soñadora y siempre estoy imaginándome cosas..¿.Os acordais de mi crucero por el mundo en las recetas de Popietas de pescado de San Valentín?

Por eso cuando Lola Laffarga propuso hacer pimientos rellenos pero que no fueran del piquillo, mi imaginación se disparo y me puse a trabajar, aqui teneis el resultado:


Ingredientes para 4 personas:

-3 pimientos de piel gruesa: uno amarillo, uno rojo y uno verde
-2 huevos y 5 palitos de cangrejo (0 1 paquete pequeño de gulas)
-250 cl de salsa de tomate casera (pinchar sobre el nombre para  ver receta)
-1 lata de sardinillas en aceite de oliva
-1 paquete de espinacas congeladas o 300 gr. de espinaca fresca
-20 gambas crudas y peladas
-2 dientes de ajo
-1 chorrito de leche.(o nata yo lo hago con leche más ligero)
-Sal y aceite.

Elaboración:

1.-Precalentamos el horno a 200 º y limpiamos los pimientos, los cortamos iguales quitando la parte de abajo y la tapa de arriba, los vaciamos de pepitas.

2.- Los metemos en el horno con una gota de aceite cada uno, los horneamos a media altura 30 minutos, pasado el tiempo apagamos y dejamos al calor hasta rellenar. (Yo le metí unos aros de emplatar para que no perdieran la forma, podéis ponerles si no tenéis una taza de porcelana, por ejemplo).Por el mismo motivo los hice en un molde de cake, como veis en la foto. Las tapas sin rabo las horneáis también.



3.- La parte sobrante de los pimientos (La parte de abajo) la picáis y rehogáis en un poco de aceite, aprovechar para escurrir el de la lata de sardinas. Los tenéis 20 minutos a fuego lento y reserváis.

4.-Hacer la salsa de tomate o aprovechar si tenéis ya hecha y la mezcláis con las sardinas desmenuzadas dejando den un ligero hervor para unificar sabores y de paso calentar. Reserváis. (Yo no eche sal, el tomate ya llevaba)

5.- Cocemos las espinacas 15 minutos o lo que indique el paquete (las mias hoy eran congeladas) escurrimos muy, muy bien de agua apretándolas con un tenedor dentro de un colador. (Este paso es muy importante para que no queden" aguachinás" ). Rehogamos los dos dientes de ajo y salteamos las gambas, en cuanto empiecen a tomar algo de color añadimos las espinacas,  salamos , mezclamos bien  y añadimos un chorrillo de leche (o nata). Reserváis.


6.-Batimos los huevos como para tortilla y salamos, en otra sartén saltemos en una gota de aceite los palitos de cangrejo (la idea era hacerlo con gulas pero no tenía y cambie sobre la marcha) y vertemos los huevos, apagamos el fuego enseguida para que no se resequen, se terminan de cuajar con el calor del recipiente. Reserváis.

7.-En la fuente de servir ponéis la picada de pimientos fritos como fondo.
Ahora lo más divertido para mi, sacáis los pimientos del horno y con una paleta grande los transportáis a la fuente de servir,y vais rellenando combinando los colores como en la foto, con una cuchara y con cuidadito no se os rompan ( yo les quite el molde cuando ya estaban rellenos). Termináis de adornar la fuente con las tapitas también horneadas.

Los podéis tener hechos con antelación , los tapáis y los calentáis en el micro cuando vayáis a comer.

También los podeis servir como aperitivo, aqui os los presento como tapa:


Cuando los sirváis a los platos procurar que sigan conservando la presentación por colores.

Mi idea original era hacerlo en unos minipimientos que hay de estos colores en el mercado pero con las heladas han desaparecido, no me quedaré con las ganas de probarlos.
Si os sobra algo de relleno, aprovecharlo como relleno de unas empanadillas, estarán buenisimas!!


Buenos dias princes@s!!!! y que os guste