Estadistica

martes, 16 de octubre de 2012

Tarta puding de calabaza o qué complicao es aguantar algunos días del calendario

A mi no me gusta nada Halloween, pero nada.
Supongo que no tengo recuerdos de mi infancia de esa fecha y por ello la imposición de celebrar algo que no tiene una raíz en mi vida me parece bastante absurda.
Pero es que, además todo lo relacionado con el terror, con los monstruos y con todas esas cosas siempre me han asustado y nunca he disfrutado con ello.

A pesar de todo aquí estoy, una vez más llevada por corriente de modas que, no me gustan pero que, por respeto a otros,  integro  en mi vida.
He buscado una música apropiada, para los amantes de ello


Hay otras fechas que tampoco me hacen gracia, como el día de los enamorados ..o el día de no sé que sé yo pero hay que comprar y hacer un montón de cosas que no tienen mucho sentido. Como salir corriendo el primer día de rebajas como si nos fuera la vida en ello ¿?

Jolín como nos dirigen al consumismo y a las modas.. empezando desde los mismos colegios, donde los niños les explicaran, les mandarán dibujar y les daran la matraca con todo esto, joer sino es una tradición nuestra sino americana porque asumirla..

Desde luego nuestra festividad de todos los Santos no es, por supuesto, un derroche de alegría, pero ..porqué no, una oportunidad de recordar a los nuestros, no es necesario ir a llevar flores a un cementerio, sencillamente, con hablarle a nuestros hijos, enseñarles unas fotos de sus abuelos, de sus tios de la gente que ya no está me parece más significativo y entrañable.

Siempre digo que nadie desaparece del todo hasta que ya nadie le recuerda nunca.


Por eso  el día 1 de Noviembre, como muchos otros días  miraré las fotos de mi madre, de mi abuela, buscaré los albunes y les dedicaré mi recuerdo, hablando a mis hijos, a mi marido de ellas. Me acordaré de mi amiga Maite, recientemente desaparecida..de todos los que ya no están.
Si, les dedicaré unas horas.
 Igual que mi abuela cuando era chica,  que me cogía ese día de la mano y en la pza. de Manuel Becerra de Madrid cogíamos nuestro autobús hasta el cementerio de la Almudena, donde andábamos y andábamos hasta encontrar la tumba de mi bisabuela Rosario, alli yo dejaba siempre un ramo de crisantemos amarillo,  esa flor que mas le gustaba a memé.

A la salida, invariablemente ella siempre quería entrar al cementerio civil y ver los cientos de ramos que tenía la tumba de Pablo Iglesias.. y cuando yo le decía que quien era.. ella contestaba.
-"Nada cosas mias".

Con el tiempo he aprendido a base de desengaños a odiar la política, pero ese gesto de respeto, de ética a sus principios de mi abuela, me acompañará siempre en el recuerdo de todos los Santos.
Y eso son mis recuerdos de niñez y no tanta tonteria.

Pero bueno tampoco voy a negarme a participar en los juegos que mis amigos me proponen y por ello, se trata de hacer una receta para este día.
Asi que aqui me teneís con un puding de calabaza que, he hecho para la ocasión.

Está simpático y es muy fácil, sano porque no lleva excesivo azucar asi que, puede ser una buena idea para quienes estaís un poco desorientados en ello. La receta viene del Programa de Las Mañanas de la Uno, donde tome nota de ella aunque ligeramente tuneada (Caramelo X miel)
Otra forma de que los niños ( y mayores) nos tomen las verduras.

La guirnalda es de los chinos, a la vez me sirvio de plantilla para adornarla.



Ingredientes:

-4 Huevos medianos
-125 gr de azucar
-2 cucharadas de miel de caña de Ntra. Sra. del Carmen 
-3 rebanadas de pan de molde troceadas
-250 gr. de calabaza en trozos
-1/2 l. de leche
-Azucar glass para adornar
-Semillas de amapola ( de venta en herbolarios)




Elaboración:

1.- Precalentamos el horno a 200º. Metemos la calabaza troceada y pelada 8 minutos al micro sola tapada con papel film y sin nada de agua.

2.- Untamos un molde desmontable con una brocha y miel de caña de manera que cubra todo el fondo y laterales.

3.-Trituramos todos los demás ingredientes: Los huevos, el pan de molde y  el azucar, vertemos en el molde.

4.- Ponemos el molde del puding dentro de una fuente con agua ( al baño María) tapamos con papel de aluminio para que no se reseque ni le entre agua, metemos al horno, dejamos  a 170º 45 minutos.Calor arriba y abajo

5.- Pinchamos con un palillo, si sale limpio sacamos sino dejamos 5 minutos más.

6.- Desmoldamos sobre la fuente a servir. Ponemos la plantilla encima y rellenamos los huecos con semillas de amapola como se vé en la foto de arriba.

7.-Terminamos de adornar con azucar glass...


Ahora que la miro la veo muy simpática, por eso..


Este trozo, el de la sonrisa, va a la salud de todos los muertos, los mios, los que no dan miedo,  sino vagan en mis recuerdos y me acompañan.