Estadistica

miércoles, 23 de mayo de 2012

Hornazo de Salamanca Express o el valor del tiempo

Tengo 49 años y hasta hace 4 años no sabía valorar el tiempo.
El tiempo no cuesta dinero, pero sin él es muy dificil ser feliz.

El tiempo propio, el que nos permite disfrutar de las cosas que más nos gustan, en mi caso:  la cocina, leer, viajar, hablar con amigos en las redes, ver una peli, ir a la playa, pasear, ir de compras, cuidar mis plantas, estudiar, hacer pilates, ensayar la función de teatro, disfrutar con mi marido, pensar, hacer fotos, inventar, escribir en el blog.. todo esto,  que es, lo que habitualmente hago  y lo que me da vida, necesita.. tiempo. El dinero no es lo más importante en estas cosas..




El cantito de hoy lleva un vídeo, a mi juicio precioso, con relojes famosos en el mundo.

Hasta hace 4 años yo vivía en Madrid y un día normal para mi era:

-6,30 Am levantarme muerta de sueño y cabreada. Ducharme y beber un poco de zumo.
-7,15  en invierno rascar durante 5 minutos y muerta de frío la helada del coche, arrancar y darte cuenta con horror que tienes que echar gasolina al coche con lo que perderás otros 15 minutos porque, a estas horas seguro que hay cola, además te tienes que desviar de la autopista.

-8,30 Después de atascos, obras, pitadas, adelantamientos peligrosos y hora y media después, llegar al trabajo ya agotada.
-9.00 encender el ordenador y descubrir que tienes 70 mail urgentes que contestar.

-9,30 reunión del equipo de ventas (yo trabajaba como comercial) para decirte que los objetivos los van a subir que vamos muy mal
-10,00 abrir la agenda y ver con horror que ya tendría que estar en Tres Cantos en una cita con mi mejor cliente.. (30 minutos de distancia en coche)
-10,30 llegar a la cita y encontrarme con mi cliente cabreado y yo a calmarle y a sonreirle.

-Seguir con citas y reuniones más o menos unos 100 Kms. diarios. y unas 4 0 5 visitas por la mañana.
-14.00 volver a la ofi y darte cuenta que los trabajos que esperabas en producción no van a salir en la fecha que quiere el cliente.. entonces tragar saliva y aguantar la taquicardia.
- 14.30 Salir a comer (no llevaba tupper porque quería desconectar) ver que no hay mesa y tienes que esperar 1/2 hora en la barra.
-15.00 comer un menú de mier...

-16.00 volver a la ofi y tener otros 70 mail urgentes, llamarte el jefe y tenerte 1/2 hora perdida hablando de memeces.
-17.00 Redactar 20 presupuestos y 20 presentaciones
-18.00 intentar contactar con 50 nuevos potenciales clientes para después de mil argumentos conseguir 2 o 3 citas.
-19.00 aguantar las protestas de jefes, clientes, compañeros de producción y hasta de la sra de la limpieza que dice que mi despacho es un caos..
-19.00 volver para casa.

20.30 llegar a casa después de hora y media de atasco. Descubrir que la mujer que me ayuda en casa no ha venido, entrar en el cuarto de mis hijos y salir horrorizada...poner la lavadora, vaciar el lavavajillas, pensar en lo que voy a hacer pasado mañana para comer para sacarlo del congelador. Hacer la cena de hoy y la comida de mañana, en casa eramos 7.

21.30 cenar con mi familia (el mejor momento del día con diferencia abismal), 

22.00 recoger todo, mirar la correspondencia, ver que tienes que pasar la Itv..comprobar que tienes cita con el ginecólogo mañana y no te acordabas...discutir con mi marido sobre qué programa ver. Dormirme en el sofa a los 5 minutos.

24.00 despertarme dolorida de la mala postura, irme a la cama y no poder dormir pensando en todo lo que tengo que hacer mañana.. dormirme a las 2 de la madrugada, volver a despertarme a las 5 otra vez a pensar, quedarme dormida con un sueño bien profundo a las 6 y volver a sonar el despertador a las 6.30. Toda esta pesadilla vuelve a empezar...

Hasta que un día no pude más, después de un tratamiento por ansiedad tras sufrir varias crisis. Grité: "Se acabo", vendí mi casa, mi marido pidió el traslado, mi hijo mayor se independizo, los otros se fueron con su padre y madre respectivo y Luis y yo a Almuñecar donde todos sabéis que vivo.

No tengo un duro, pero tengo tiempo y soy feliz.

Como mi tiempo lo manejo y lo distribuyo como quiero hay veces que no quiero cocinar para hacer otra cosa, supongo que, a vosotros, por mucho que os guste la cocina también os pasará, pues bien para esos dias, aquí va mi receta de hornazo express:



Ingredientes:

-1 masa de pizza refrigerada (la mia era de la marca Rana)
-3 huevos
-5 filetes de lomo en adobo (que no sean gordos)
-Chorizo en lonchas finas
-jamón serrano en lonchas finas

Para hacer la masa casera: 300 gr. de harina de fuerza, 25 gr. de levadura fresca (en Mercadona donde las mantequillas), 50 ml de aceite, 50 ml de agua, 50 ml. de leche, una cucharada de manteca de cerdo (la derretiremos en el micro. Mezclamos todo hasta conseguir una masa que no se pegue a los dedos y sea suave.
Lo rellenamos igual que en la receta de abajo, pintamos con huevo y dejamos reposar una hora, despues horneamos 30 minutos.
Ni que decir que si lo hacemos con embutido salmantino el hornazo gana todos los puntos..

Elaboración:

1.-Ponemos a cocer 2 huevos ( el otro lo reservamos) en agua con sal y un chorrito de vinagre, desde que rompa el hervor contamos 10 minutos y ponemos en agua fria, mientras encendemos el horno a 200º. 

2.-Pasamos por la plancha los filetes en adobo, batimos el huevo que queda..pelamos los huevos duros y cortamos en lonchas

3.-Rellenamos la masa en la bandeja del horno cubierta con papel de horno (la masa refrigerada lo trae) y  ponemos la carne, el chorizo, el jamón y el huevo duro. 
Repatimos bien por toda la mitad de la masa



4.- Cerramos y doblamos los bordes para evitar que se escapen los jugos y pintamos con el huevo batido y el aceitillo que hayan soltado los filetes.



5.-Horneamos alrededor de 15 minutos con calor arriba y abajo, estar pendientes cada horno es distinto, cuando este dorada retiramos.

La comida esta hecha con una ensalada en el centro tendremos la comida resuelta en menos de 1/2 hora y os aseguro está delicioso.


Este platito está especialmente dedicada a mis queridos Erasmus de la UGR (universidad de Granada) para que se animen a hacerlo... que ya sé que me seguis aunque no comenteis.!