Estadistica

martes, 26 de junio de 2012

Ensaimada de reciclaje o depresión post vacacional

Cuando todo el mundo está planificando sus vacaciones, haciendo números y decidiendo destinos, yo hoy escribo con depresión post-vacacional, creo que me gusta vivir la vida tan a sorbos que, hoy, apenas cuatro dias que ha empezado el verano ya he vuelto...son  las mínimas ventajas que podemos otorgarnos los parados, nos vamos de vacaciones cuando nos da la gana.

En fin no voy a aburriros con mucho rollo pero si a poneros alguna fotillo tanto de los sitios como de platos que hemos comido, lo hago sobre todo por mis amigos y mis hijos. Pero  que leñe!  por mi misma para recordar de paso, esos dias en que el reloj no existe, sino sólo el uso del tiempo para cerrar los ojos y disparar fotos continuas con nuestra mirada, con alguna arruga más pero siempre por las sonrisas que se merece  la vida.
Siempre elijo con mimo las canciones y hoy estoy muy contenta con este tema, me parece maravillosa esta versión de Pasión Vega.



Bueno la primera escala fue isla Cristina donde estuvimos 3 noches, disfrutando de sus playas, paradisíacas, lindando con Portugal 


Uno de los dias fuimos a Tavira (Algarve portugués) donde me hinche a comprar trapitos y platos, para mi bebe (el blog) todo tirado de precio.

En Isla Cristina, comimos y repetimos en Casa Rufino, un restaurante emblemático y que, además estaba muy cercano a nuestro hotel, tienen una carta para tapeo donde se pueden degustar algunos de sus platos más conocidos para bolsillos pequeños como los nuestros.
Al enterarse que tenía un blog han tenido el detalle de enviarme el libro de recetas de cocina isleña, que les agradezco enormemente.

Algunas de sus tapas que más nos gustaron fueron (lamento no poner más que una foto pero es que no llevabamos la cámara) Luis y yo con el tfno. somos una desastre para fotos:


-Ensalada de huevas, mojama de atún  rojo de almadraba, huevo de codorniz
-Soldaditos de pavía de bacalao y tomates secos
-Bocadillo de calamar con salsa alioli (no es nada de lo que parece, je, je)
-Raya al pimentón...
-Lomitos de atún rojo a la plancha...
Pequeños ejemplos de un gran carta llena de grandes platos y buen gusto, a sólo 20 metros de la playa.

Los otros 3 dias que completaban la semana nos fuimos a uno de los lugares de España que más nos gustan a Luis y a mi. A mi Cádiz y a mi Sanlucar de Barrameda, a paladear el marisco, donde hasta el aire también es mar.
Elegir una foto para poner del coto de Doña Ana es tan dificil.... pongo esta porque me recuerda que, a veces las playas, también tienen su degustación gratuita de naturaleza a borbotones.


Cruzando el Guadalquivir a menos de 10 minutos de este paraíso está Bajo Guía en Sanlucar donde, el langostino es el rey y quien lo prueba aqui, lo descubre como algo que, no tiene nada que ver, por desgracia a lo que nos venden normalmente....
Dos fotos, la primera en casa Bigote flipando con los langostinos, la siguiente del mercado de Sanlucar, cuando te das cuenta la grandeza del Sur, tenemos sardinas buenísimas, tenemos boquerones de escándalo, pero...las corvinas, los sargos y pargos, las acedias, las gambas blancas, esos atunes XDD y el pez espada? y las urtas? como.. las acedías, las cañaillas, las coquinas... vamos como dije arriba para comerse el mar...




Pero una de las tapas más clásicas de Cádiz y Sanlucar son las tortillitas de camarones, os dejo foto con su manzanilla de Sanlucar bien freshquita. Y a seguir tapeando hasta no poder..



A siete Kms. del Coto de Doña Ana, Sanlucar y la desembocadura del Guadalquivir está la Playa de Chipiona, la más conocida la de la Virgen de Regla.
 Para los amantes de la gastronomía , esta otra playa con los corrales para pescar aprovechando las subidas y bajadas de marea que  atribuyen esta arte a los romanos y que realmente, observándola vuelves a recrearte en el sabor del mar.


Nos tomamos junto a ella un pisto marinero y un revuelto de huevas de choco que nos dejaron su huella. Puedo volver mañana por fi?


Y una última foto de mi Cádiz, la tierra de mi madre, de mi abuela y ese balneario de la Caleta que tantas lágrimas le dio a mi abuela como sonrisas me ha dado a mi..
No dejeis de venir a verla os enamoraran, sus playas, su ritmo, su comida y ese salero de los gaditanos y gaditanas por los que parece que el tiempo nunca pasa..

Os deje con una receta de aprovechamiento que era la coca de verduras, y ahora vuelvo a empalmar con otra parecida, me levanto por la mañana, tengo que recoger ropa, poner lavadoras y limpiar la casa después de una semana.. abro el congelador y digo. "Hoy reciclamos" y entonces saco un tupper con sobras de una carne guisada y una plancha de hojaldre congelada.
La comida estará lista en un ratito..ideal también para una cena con amigos.. vamos a por la ensaimada de reciclaje...



Ingredientes para 3/4 personas:

-1 plancha de hojaldre congelado del que no sube (Mercadona)
-1 huevo batido
-Un plato de sobras de un guiso de carne (Era un ragout de carne con zanahorias pero puede ser cualquier otro, el único requisito es que no sea caldoso)
-Unas lonchas de queso.
-Semillas de sésamo (donde las especias)

Elaboración:

1.- Sacamos a descongelar la plancha de hojaldre una hora antes y la cortamos en rectángulos según las fotos. Con esta masa fueron cuatro trozos. Precalentamos el horno a 180º arriba y abajo.

2.- Ponemos el relleno de nuestras sobras y lo tapamos con queso cortado a la medida del rectángulo.



2.-Enrollamos los cuatro rulos a modo de ensaimada y pintamos con huevo batido, espolvoreamos con semillas de sésamo y metemos al horno previamente calentado.


3.- Lo horneamos según el tiempo indicado en nuestra masa preelaborada y según horno...

4.- Con nada de esfuerzo, vuelvo de viaje, hice mi comida y con un tomate picao comimos bien, con la satisfacción de aprovechar mis "Guisos sobrantes". Ya sabeis aunque sea un poco pesada, guardar y encontrar tesoros en vuestro congelador.
Y, como no muchas gracias por acompañarme en este viaje virtual, no os olvideis nunca de viajar , es de las cosas más enriquecedoras que te puede dar la vida




Mis pies cansados, con ellos anduve ciudades y charcos, playas y desiertos, montañas y llanos. GRACIAS A LA VIDA!