Estadistica

viernes, 3 de agosto de 2012

Especial huevos rellenos o la generosidad catalana

Me cansan mucho los estereotipos, me aburren.
No me gusta catalogar a la gente y mucho menos generalizar.
Hoy voy a contar lo que me paso a mi en Barcelona, más o menos en 1980...


Eso de que el catalán es agarrao......
Nos ayudó una Sra. azul.. esa sra. que  en esta canción, una de mis favoritas, entonces y ahora, me demostró que en  la vida ni nada es blanco, ni nada rojo, sino son las personas que, de manera individual,    las que debemos de respetar.




Son Canovas, Adolfo, Rodrigo y Guzmán ídolos de entonces. La generación de " La Mandragora" en mi rota juventud.


Bien..cuento lo que paso..con 17 años y un niño de más o menos 7 meses, con su padre de 19 añitos. Pero antes os pongo en situación, en esa fecha no había:
-Internet, ni móviles (aunque parezca mentira) sólo había cabinas de teléfono de color gris y casi siempre rotas. Tampoco cajeros automáticos ni tarjetas de crédito.


Mi madre vivía al lado de Sitges y  llego el verano y nosotros tres nos fuimos para pasar unos días de vacaciones con ella en la playa, no teníamos casi dinero, yo trabajaba como Aux. Administrativo en un concesionario de coches de segunda mano, mi marido estudiaba intentando hacer la carrera de Física entonces. No teníamos ni un duro, yo ganaba el sueldo de aprendiz..


Por supuesto que no teníamos coche  asi que viajábamos en unos autobuses medio piratas que hacían el nocturno Madrid-Barna  y viceversa por muy poco dinero. Al término de los días que estuvimos en casa de mi madre, ella y Ricardo, su pareja nos dejaron en la estación de tren que llevaba a Barcelona, alli teníamos que coger un taxi hasta el sitio desde donde salían los autobuses, una cafetería del Paralelo.


Así hicímos, nuestro niño en una mochilita verde donde le llevabamos a todas partes entonces y yo con un bolsito, en el que llevaba mi cartilla de caja madrid  , me acuerdo del saldo 12000 pesetas. También mi monedero con el dinero para sacar los billetes de vuelta y poco más para llegar a casa en Madrid.
Y claro el neceser con toda la parafernalia de los bebes que, sin llegar a las exageraciones de hoy en dia, si llevaba sus pañales , biberón y demás.


No sé si fue por nuestra juventud, mis despistes que se repiten a lo largo de mi vida o porqué ..el caso es que nos bajamos del taxi y cuando fuimos a sacar los billetes, mi bolsito el del dinero y la cartilla no estaba, se había caido en el taxi. Horror! Carlos mi ex..contó lo que llevaba suelto algo asi como 20 duros (100 pesetas)... y mi madre entoncés no tenía telefono.
El billete de los dos eran 1.200 pesetas.


Yo no sabía que hacer, me puse muy nerviosa y enseguida me eché a llorar (soy muy llorona) Carlos también estaba nervioso y gesticulaba levantando brazos y dando grandes zancadas. No recuerdo la hora, pero era tarde esos autobuses salían de noche.. el niño notó nuestro nerviosismo y también empezó a llorar.


La cafetería tenía una terraza que estaba llena de gente, de repente, una Sra. se levanto, iba muy bien vestida y peinada, con mucho acento catalán, me paso la mano por el hombro y me preguntó que me pasaba..yo se lo conté.


Ella dijo "No te preocupes, espera que te ayudo"


Y se acerco a su grupo de amigos y habló con ellos, enseguida vi que todos sacaron sus monederos y empezaron a juntar el dinero para pagar el billete.
Yo me abracé a mi marido, no me lo podía creer.


Se acercó y me dio el dinero y me dijo "No llores, ya está todo solucionado".


Pero no quedo ahí la cosa, mientras Carlos iba corriendo a sacar los billetes, de repente, veo que un hombre corriendo y sudoroso se acerca a nosotros, era el taxista.. traía en su mano mi bolsito con el dinero y mi cartilla gris de Caja Madrid, muy contento al verme pensando que ya, no nos iba a encontrar.


Dos personas generosas, admirables me ayudaron esa noche. Un humilde trabajador del taxi y una burguesa catalana, la sra. azul. Y yo aprendía a mis 17 años una nueva lección.


Devolvimos el dinero, no sin darle las gracias y un abrazo a mi querida sra. y subimos al autobús destino Madrid.

Es tan sencillo y tan fácil hacer feliz, presentar un plato bonito y degustar una buena comida..unos humildes huevos rellenos que me requetechiflan es lo que propongo hoy:






Ingredientes:


-Huevos duros suelo poner 2 por persona
-lechuga cortada
-aceite, vinagre, sal
-Mazorquillas de maiz
-Pepinillos y aceitunas
-Perejil picado
-Tomate
-Opcional para presentación: Crema balsámica y salsa de yogur (en la foto sobre el tomate: Un poco de yogur natural aliñado con aceite,limón y una cucharada de mostaza amarilla)

-Tres salsas: Rosa,  tártara y de aguacate ( explico en la elaboración.). Con estos ingredientes


-Mayonesa
-Aguacate
-Atún 
-Cebolleta
-Tomate frito
-Pepinillos
-Aceitunas
-Alcaparras
-Mostaza amarilla
-zumo de piña
-Wisky
-limón


Elaboración:

Como he dicho arriba esta receta la hago en plan generalista y vosotros adecuais las cantidades pero si os sobra salsa de alguna no tengais problema son tan ricas las 3 que en cualquier ensalada o de guarnición de un pescado a la plancha os casaran a la perfección.


1.- Cocemos los huevos con un chorrito de vinagre y sal, esto es porque si se abre alguno no se salga la clara. Partimos de agua fria y cuando empiece a hervir contamos 10 minutos, es importante no pasar mucho de ese tiempo sino los huevos se ponen de un color gris verdoso horroroso.


2.-En lo que hierven empezamos con una de  nuestras salsas. La salsa rosa la haremos partiendo de 8 cucharadas de mayonesa con 2 de tomate frito, 1/2 de mostaza amarilla, un tapón de wisky y 1 de zumo de piña o naranja. (si no teneis zumo sustituir el tomate frito por kepchup aunque no está tan rica)esta salsa ira luego  por encima de los huevos.


3.-Pelamos los huevos, si lo rompemos dentro del agua  templada será más facil luego pelarlos. Cortamos por la mitad y sacamos todas las yemas a un plato.


3-La Salsa de aguacate pelamos el aguacate y lo aplastamos con un tenedor, mezclamos con un trozo de cebolleta muy picada, la yema de 4 huevos y una lata de atún escurrido de casi todo su aceite. Sazonamos con sal y un poco de limón.


4.-La salsa tartara: 4 cucharadas de mayonesa, 1 trozo de cebolleta muy picada, 8 mini pepinillos,  una cucharada de alcaparras y media clara de 1 huevo muy picadita.


5.-Reservamos la yema de 1 de los huevos para rallarla al final por encima.


4.- Aplastamos las yemas y las mezclamos con atún, 1/2 cucharada de tomate frito por cada 2 huevos y salamos.


5.-Rellenamos los  mitades de clara con esta mezcla unos con salsa rosa y otros con la tártara.


6.-Rellenamos otros con la salsa de aguacate, adornamos las fuentes a nuestro gusto con lechuga, tomate, etc... y por encima de los huevos rallamos la yema.



Ni los catalanes son todos agarrados ni todas  las Sras. azules  tienen mediocridad en su corazón, hacer estos huevos vereis como la gente os sonreira y les gustaran.