Estadistica

martes, 14 de agosto de 2012

Ensalada de endibias, jamón y piña o la ensalada de invitados de mi madre

Casi no tengo tiempo para nada, mi casa acoge en agosto a mis nietos, a mis hijos, a amigos.. a todo el que quiera visitarnos, me encanta cocinar para los mios...

Sin embargo, a pesar de la felicidad de tenerlos todos aqui, llevo días en que la imagen de mi madre la llevo al lado en cada momento , al ver a mis hijos tan altos y  tan guapos, a mis nietos  con sus abrazos interminables.. se me viene siempre ella a la cabeza, la persona que mas me ha querido en este mundo y la persona más buena que jamas conocí.

La llevo conmigo siempre pero no puedo evitar pensar:" si nos viera ahora que feliz sería" entonces se me pone un nudillo en el estomago y respiro profundo, miro al cielo y creo que nos ve, por lo menos me consuelo pensándolo.

Bueno voy a poner una canción que sé que le encantaba..por si desde algún sitio le llega la música y las flores que puse a secar encima de la letra de este poema, cuando se marcho y me dejo huerfana de amor.


Esta es una versión intimista y deliciosa de este pedazo de canción que mi madre escuchaba con gran emoción, no podía haber buscado otra mejor todos los que la conocieron  lo entenderan.

Habrá muchas entradas dedicadas a ella porque en mi vida ella es mi referencia total, pero no quiero hacer esta demasiado larga, sólo recordar como era mi madre cuando la casa se le llenaba de gente como ahora me pasa a mi.

Ella era sofisticada y muy cool y no sé en que momento descubrió esta ensalada que ahora os presento.
Como alguna vez os he contado no era muy cocinillas, las croquetas, el cocido y esta ensalada creo que son los platos que más recuerdo de ella.

Recuerdo de niña.. en mi casa era muy frecuente que viniera gente a comer y cenar, sobretodo gente de la farándula, del mundo donde se movía mi madre..

Mi madre:
" Mañana vienen Pablo y Jesus a comer, viene también Pedro" amigos suyos gays que eran actores de teatro y que habían viajado con ella por toda América
Y yo:
"Qué vas a hacer para comer?"
-"Otra vez la ensalada de invitados? noooooooooo"

Y me enfadaba un montón porque yo quería macarrones con tomate frito orlando y mi madre decía que a sus amigos no les podía poner eso y que las endibias con piña y jamón serrano eran un plato de lo más elegante...a mi no me gustaban nada ja, ja. Ahora cuando las hago me saben a poco.

Asi os la quiero presentar como la ensalada de invitados de mi madre, una ensalada para disfrutar con la familia o con los amigos, charlando de politica, de cultura o de lo que se terciara porque si algo le encantaba a ella por encima de todo era charlar.. por ti mamí, para que sepas que ahora sigo haciendo tu ensalada, que me encanta y que siento que cuando era pequeña haberte dicho que no me gustaba...

Aquí esta madre.




Ingredientes:

-2 cogollos hermosos de endivias
-100 gr. de jamón serrano que cortaremos en tiritas
-1 lata de las pequeñas de piña que tienen 6 rajillas
-Brotes de soja

-Adorno: Crema balsámica  (supermercados donde los vinagres)

-Salsa rosa:

-8 cucharadas de mayonesa con 2 de tomate frito, 1/2 de mostaza amarilla, un tapón de wisky y 1 de zumo de piña de la lata abierta.

Elaboración:

1.-Picamos las endibias reservando alguna para el adorno y las mezclamos con parte de la piña y del jamón.

2-Hacemos la salsa rosa con todos los ingredientes y ya sólo se trata de reservar parte de ellos y el resto mezclados para que la ensalada quede más vistosa.


Esta ensalada te pirriaba y a mi y a todos  nos pirriabas tu