Estadistica

viernes, 15 de febrero de 2013

Bizcocho de chocolate, naranja y moscatel o Somos como somos

Soy cariñosa, despistada, inocentona, dominanta, generosa, absorbente,  perfeccionista, patosa, simpática, acomplejada, ordenada, olvidadiza .. y así podría continuar desarrollando adjetivos que me describan con sinceridad.. Mi personalidad se formó; con mis genes, con  la  educación que recibí  y con las  experiencias que me han conducido a ser como soy.

Cada uno somos como somos. Ninguno perfecto.
Todos tenemos pasiones escondidas, problemas sin resolver, experiencias amargas. Algunos viven atormentados con ello.



Hay distintos caminos en la vida para seguir, muchos se equivocan, destrozan su vida, la arruinan, desperdician el talento y se hunden.

Otros, somos optimistas, buscamos el positivismo y la alegría a nuestro alrededor, damos la espalda al odio y al rencor y nos agarramos con fuerza a las pequeñas cosas de la vida que nos llenan.
Encauzamos nuestras inquietudes para desarrollar lo bueno que tenemos, por eso:
El estudio para enriquecernos más, las aficiones para crecer como personas, la lectura para aflorar sentimientos, la música para emocionarnos y sentir, el cine para vibrar y transportarnos, la pintura para descubrir, la escultura para tocar y palpar. El arte, en general, como bandera de la vida.

Para poder disfrutar y ser feliz en esta vida,  una de las premisas que , en mi opinión hay que llevar grabado a fuego es:
-"Piensa bien y acertaras"

El desengaño llegará  algunas veces,  cuando nos equivoquemos,por desgracia. Pero si buscamos el destino pensando mal,  seguro que lo encontraremos antes, porque la cobardía, los prejuicios, las suposiciones negativas nos envolverán y nos conducirán más fácilmente al fracaso.

Mi madre me decía siempre: "Nunca hables mál de una persona, sin antes no hablarlo con ella". "Guarda las confidencias y los defectos de tus amigos como propios" "Para recibir, primero hay que dar. El cariño siempre viene de vuelta" "Mira a tus amigos como miras a tus hijos, encontrando lo bueno y tapando lo malo"

Y yo nunca he conocido a nadie más bueno que ella.

Desterrar la envidia, el rencor, el egoismo. Sólo empequeñecen, buscar la solidaridad, la comprensión,  la sensibilidad, el perdón y os encontrareis llen@s de energía. De la buena.

En el espacio de mi vida para las aficiones una de las mayores es la cocina a la que también consideró un arte. Porque un plato despierta sentimientos, tiene cualidades organolépticas (sabor, textura, olor y color) que nos hace trabajar los cinco sentidos.

Una de las cosas que peor hago es la repostería, para empezar, porque no me gusta, para seguir,  porque mis manos son como dos pinzas que parecen olvidar que tenemos 10 dedos. Pero, de vez en cuando, suspiro y me digo:

"Helena, tienes que hacer un bizcocho" y  una vocecita en mi interior me dice: "Te saldrá un churro" y entonces.. respiro hondo y digo." A no.. de eso nada, no me voy a rendir" y entonces ..llena de energía, me voy a la cocina para demostrarme a mi misma, que "yo puedo".

Eso mismo hice el otro día y este es el resultado.




Ingredientes:

Para el bizcocho:

-4 huevos medianos
-100 ml. de leche
-175 gr. de harina
-100 gr. de azúcar
-1 sobre de levadura en polvo 
-80 gr. de cacao en polvo
- 1/2 Ralladura de la càscara de una naranja grande.
-Zumo de una naranja
-1/2 copa de vino moscatel de Málaga y si tenemos pasas las echamos al vino y las dejamos un rato (yo no puse porque no tenía)
-Una pizca de sal.


Para la cobertura y acabado :

-100 gr. de chocolate negro, especial para fundir
-1 cucharada de zumo de naranja
-1 cucharada de mantequilla
-Resto ralladura de la naranja
-Azúcar glas
-Mermelada.

Elaboración:

1.-Separamos las yemas de las claras y las ponemos por separado en dos boles. Montamos las claras, con unas varillas,  con una pizca de sal hasta que estén bien firmes, eso nos llevará varios minutos. Las reservamos.

2.- En otro bol montamos las yemas con el azúcar, hasta que monten y tomen consistencia espesa, como una mayonesa. 




3.-Rallamos la naranja y exprimimos el jugo. Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.





4.-Añadimos al bol de las yemas y azúcar : la leche, el cacao, la 1/2 de la ralladura, el zumo y el vino moscatel (con las pasas si le poneis) . Después la harina tamizada (la añadimos a través de un colador) mezclada con la levadura.


Y a continuación las claras que habíamos reservado. Las integramos con movimientos suaves y envolventes. Esto es importante para que no se nos baje el aire que habían cogido las claras y yemas.






5.-Integramos todo, vertemos en el molde, que habremos untado con mantequilla y harina para evitar que se pegue , yo utilice un molde alargado de silicona.

6.-Metemos al horno  a 180º entre 35/ 40 minutos en la parte media/baja. Cuando lo saqueis pinchais con un palillo largo o aguja, si sale limpio está hecho, sino lo volveis a meter al horno unos minutos más.


El bizcocho se me abrió un poco por arriba, esto me paso por utilizar un molde de silicona y no ponerle un tope para que no ceda, como son blandos se deforman y abre por arriba, en las magdalenas lo que hago es meter el molde en flanera de acero inoxidable y esto ya no pasa.
Como iba a ir cubierto con el chocolate no me preocupo demasiado, pero os lo advierto para que no os pase. Dejamos enfriar. 

7.- Para hacer la cobertura del bizcocho fundimos el chocolate. Yo lo corto en trozos y lo meto al microondas  con la mantequilla, en intervalos cortos de 1 minuto a temperatura media, saco y muevo.. en 2 minutos lo tenía fundido.Le añadimos la cucharada de zumo de naranja ( a mi se me olvido le había echado todo al bizcocho y le puse un chorro de zumo envasado que tenía)


8.-Ponemos el bizcocho sobre una rejilla (esto es porque gotea) y esta sobre un plato y con una brocha lo pintamos bien por todas partes. Lo dejamos templar. Y metemos a la nevera. Bien tapado con papel film o aluminio porque el chocolate enseguida coge olores y sabores. Dejamos una hora como mínimo.


9.-Cuando esté bien frío sacamos y decoramos con la ralladura de naranja, el azucar glas y un poco de mermelada. Y nuestro bizcocho estará listo.


Había varios retos este mes en face sobre bizcochos. Uno,  de una de las grandes reposteras que conozco en la red es mi dulce Tara y este es su blog: MI MUNDO DULCE el otro la propuesta/concurso de este blog: SABOR EN CRISTAL FEBRERO BIZCOCHERO

Me apetecía  mucho participar porque son amigos que aprecio y por eso me arranque con este bizcocho hoy. La receta la saque de un libro de cocina  de repostería que me regalaron mis hijos el año pasado, aunque yo le he añadido la idea del moscatel, porque me parecía que le podía ir muy bien como así ha sido.


Somos como somos pero en nuestras manos está mejorar cada día un poco. #Podemos.!