Estadistica

viernes, 11 de enero de 2013

Copa de cítricos #PostreLight o la obsesión por el peso

Actualmente yo peso 72 Kg. y mido 1,69, mi talla es una 46 (XL)
Me gustaria tener la talla 40 y pesar 58/60 kg., me encantan las mujeres altas y delgadas que lucen su ropa con estilo..

Yo lo intento, me cuido, no me suelo pasar mucho porque ni soy de mucho comer, ni tampoco golosa.
Pero la realidad es que me sobran  12 Kg. para estar como me gustaría.

 Voy a poner música y asi sigo con mi temita de hoy, que me parece es bastante común a much@s.



Seguro que Monserrat Caballé, admirándola como la admiro, tanto como persona como cantante, está la mar de a gusto con su talla y su vida.

Y es que es bueno controlar el peso, cuidarnos e intentar no engordar pero eso no puede significar,  en ningún caso, una preocupación que nos impida disfrutar de nuestros actos.
Cuando la preocupación por el aumento de peso se convierte en obsesión corremos el riesgo de caer en enfermedades mentales como la depresión o, aun peor, la anorexia o la bulimia.

Una amiga mía tiene una nieta anoréxica qué, para intentar superarlo,  está estudiando medicina y es una chica inteligentísima..pues ya ha estado varias veces ingresada porque es la única manera que tienen los padres  de que vaya superando la enfermedad. Lleva desde la adolescencia con este problema y ya tiene 22 años, tiene épocas,  pero ..recae, como los drogadictos, como los alcoholicos.
Tiene que tener continuamente autocontrol y terapia. De por vida.

Yo que he visto muchas veces,  las lágrimas de su abuela y a la niña,  su extrema delgadez en la playa, no entiendo como, un problema estético pueda llegar a ser el detonante de tamaña desgracia.

Por eso mi publicación de hoy, va en ese sentido, las dietas y el control de peso son interesantes pero siempre con asesoramiento médico.  No deben suponer  un condicionante en nuestra  personalidad, o en nuestra vida,  que nos pueda perjudicar.

Vigilar a los chicos adolescentes, observarles, educarles en los valores en los que la imagen y el cuerpo de una persona no tenga importancia.
Ser vosotros ejemplo de ello.

La felicidad de una persona no está en su imagen, está en sus actos y en como, los avatares de la vida, son aceptados con positividad.

El postre de hoy es light, engorda poco y tiene pintaza .. justo para disfrutar de un buen cierre a una comida y que no suponga, miles de calorias y colesterol, más bien todo lo contrario.
Lo vi en la revista. Lecturas Cocina fácil y me parecio interesante.
Está un poco versioneado a mis gustos.
100% recomendado para niños.



Ingredientes para 2 copas:

-2 naranjas dulces de mesa
-1/2 pomelo grande
-1 yogourt natural griego
-1 cucharada de azucar
-1/2 cucharadita de miel de caña por copa
- Una hoja de menta (en mi caso hierbabuena seca)
-Una galleta , en este caso de canela (opcional)




Elaboración:

1.-Lavamos muy bien las naranjas para rallar su cáscara. Pelamos las naranjas y el pomelo "a sangre". Esto quiere decir que sin nada de piel, sólo pulpa. Las cortamos y  les ponemos la cucharada de azucar y reservamos en nevera.Que esté bien fresquita..

Cuidado al pelar y cortar de hacerlo encima de un cacharro donde aprovechemos los jugos que suelta la fruta.



2.- Nos ponemos a servir y ponemos en una copa grande, los gajos de los cítricos  espolvoreamos con la cáscara de naranja y hierbabuena,completamos con el yogourt natural y su poquito de miel de caña. A la mesa!!
Caí en la tentación de ponerle una galleta por tó lo alto.( Esto ya no es tan light).





Hoy cumplo 50 años. Y soy feliz con mi peso, con mis arrugas y con mi vida..