Estadistica

viernes, 25 de enero de 2013

Pollo con gnoquis en salsa española o mis invisibles anónimos.

Apenas  a mediados de noviembre celebraba con mucha ilusión la llegada de los 100.000 cliks.
Dos meses después estamos ya cercanos a los 155.000 .
Increible para mi, la ecuación exponencial de visitas.
Cada día más amig@s, cada día somos más.

Ponemos música? Sí, le haré un guiño a una muy buena amiga, que sé que le gusta Santana como a mi. Por tí Toñi.! Por nuestra juventud y por la música!  Espero te/os guste..




Una de las cosas diarias que no dejo de hacer ningún día es mirar la estadística de las recetas leídas  siempre dedico unos minutos a examinar lo que más interés provoca entre los seguidores del blog. 

Y, no hay día que no imagine..anda mira...y le digo a mi Luis:
-"¡Cuanta gente buscó y leyó los contramuslos rellenos de manzana a la sidra!" 
Y Luis, sigue pintando su cuadro y me contesta..
-"Si, cariño" 
porque él , en ese momento le preocupa mucho más como deslizar la brocha para conseguir su efecto en su pasión, la pintura y no sabe si le hablo de pollo, de lo que acaba de salir en la tele o de la próxima boda de la hija de la vecina de enfrente.

Y entonces pienso en mis amigos los anónimos, los que no conozco, los que encuentran este blog y copian una receta.. me gusta imaginarlos en sus cocinas, en su trabajo, en su rincón, compartiendo estos momentos juntos. Porque durante unos minutos, ellos han estado conmigo.
No nos comunicamos directamente, pero si tenemos un lazo común, la ilusión de hacer felices, con nuestra comida a los nuestros.
Y yo los imagino y disfruto con ello.

Algunas veces llegan a mi correo,  o aquí  directamente a comentarios, los agradecimientos por una receta, o vuestra opinión /sugerencia.
Hasta la fecha y después de una media de 1000 visitas diarias,  todavía no he encontrado ni un sólo comentario desagradable, ofensivo o feo.

Eso confirma mi teoría sobre la vida que siempre defiendo, hay mucha más gente buena que mala, la cocina une, quien pone su ilusión en dar felicidad con sus platos, es una persona a la que le mueve la buena fe y el cariño.
Ayer Consuelo de Sitges, me escribió y me ofreció su casa para cuando vuelva allí.¿ No es maravilloso?
Nunca imaginé que un blog, este sencillo espacio de comunicación, pudiera ofrecerme tanta felicidad.

Queridos anónimos, no sois invisibles. Sois mi ilusión porque, un poquito de la que vosotros ponéis en vuestras casas va compartida conmigo. No lo olvidéis cuando me leáis.

Los gnoquis italianos me gustan mucho, una amiga mía Encarna los hizo el otro día con pollo en un guiso muy español y puso la foto en face. Si pinchaís AQUI podreís leerla es un cielo de mujer. Es mi princesa!

De ella me inspiré para hacerlos yo,   porque me pareció una muy buena idea y que podía dar un resultado estupendo.
Así fue.


Ingredientes para 3 personas:

-6 muslos de pollo
-250gr. de gnoquis frescos.(en pastas refrigeradas)
-2 zanahorias cortadas en daditos
-1 cebolla cortada en brunoise (muy chiquitita)
-1/2 puerro cortado igual
-2 cucharadas de bovril de pollo (concentrado de caldo de pollo)
-1 vaso de vino blanco
-1/2 pimiento rojo
-Tomate frito concentrado (1 cucharada)
-Tomillo y savia
-Harina, aceite de oliva virgen y sal



Elaboración:

1.-Ponemos una cazuela con cuatro cucharadas de aceite de oliva a fuego medio, sazonamos los muslos de pollo, los pasamos por harina y los doramos en el aceite.Sacamos y reservamos.


2.-Hacemos un sofrito (añadimos un poco más de aceite y bajamos el fuego-en mi vitro al 3-)con el puerro, la cebolla, el pimiento, añadimos la zanahoria y dejamos hacer 10 minutos.

3.- Incorporamos el tomate, el vino blanco y el pollo de nuevo, añadimos el concentrado (bovril), las hierbas aromáticas, pimienta y cubrimos de agua. Dejamos cocer a fuego lento 45 minutos.



4.-Cocemos en agua los gnoquis según instrucciones del paquete. Escurrimos bien y los añadimos a nuestro guiso.Dejamos hervir 1 minuto y apagamos

A la mesa, un plato muy casero, muy español pero con una guarnición distinta. Probarlo ya vereís...


Para tí que no te conozco, que nunca me dijiste nada pero que me llevaste contigo. Un beso enorme para ti y los tuyos.