Estadistica

martes, 17 de julio de 2012

Rissoto verde de espinacas y cilantro o #Mundoarroz

Dentro de la gastronomía el arroz puede que sea el plato   más  consumido del mundo, tenemos muchos tipos e infinidad de maneras de cocinarlo. Seguramente nos daría no para un libro de recetas, sino  para varios.


Sondeando en la red leo que sólo es superado por el maíz.


Por no hablar de los subproductos que se generan de él como la harina, los fideos, la leche o el vinagre.
Algo que consume tanta gente, que alimenta a tantas culturas tan distintas, adquiere una categoría tan importante que no puede compararse con cualquier producto selecto.


Gracias a su cultivo sobrevive medio mundo y mañana tanto en los paises mediterráneos, asiáticos o en cualquier país del mundo, muchas familias compartiremos el mismo plato.


Por tristeza en muchos casos será lo único que nos una. Lamentable verdad...? 


Por eso hoy quiero poner esta canción para soñar y disfrutar de  "Imagine" y que algún día , aunque nosotros no lo veamos, su espiritu sea una realidad.






No sólo tenemos varias clases de arroz como el de grano largo, corto, medio, silvestre, integral, salvaje, aromático..


También muchos puntos en su acabado, seco, meloso, caldoso, frio,  cremoso....


Hay tantas combinaciones que si unimos tipo de arroz, acabado y cultura del país nos saldrán infinidad de combinaciones.


En los paises mediterraneos el uso del arroz bomba de grano medio redondo es el más habitual. En España como todos sabemos nos decantamos por arroces tipo paella y gustamos que nuestros arroces queden sueltos "que no pasen" "En su punto" y no hay español/a cocinillas que se precie que no presuma de que su arroz es inmejorable je, je.


En Italia y utilizando el mismo tipo de arroz presumen exactamente de todo lo contrario, cuanto mayor cremosidad tenga la elaboración (tipo arroz con leche) más consideran que el arroz está dando lo más.


Bueno yo considero que, cualquier plato tiene su momento y que la cocina es un arte en el que todos los dias tratamos de sorprender a la familia y amigos y no convertir nuestras mesas en algo aburrido donde siempre repetimos los mismos platos.


 Y aunque a Luis no es algo que le entusiasme porque, cuando por la mañana me pregunta:
-"¿Que comemos hoy?"
-Y yo digo "Arroz"
-él dice" bieeeennn!!!"
-y yo digo " un rissoto" entonces arruga el ceño y aunque no me diga nada, se decepciona un poquito.


Pero a mi me encanta y luego a él también, como en esta ocasión, que me lo alabó mucho y es que al final, también reconoce su puntito.




Ingredientes para 2 personas:

-1 cebolleta no muy grande picada en brunoise (muy picadita)
-200 gr. de arroz bomba (3 cazos de sopa)
-1 puerro picado en brunoise (sólo la parte blanca)
-2 dientes de ajo en láminas
-100 gr. de queso feta cortado en dados
-100 gr. de queso parmesano rallado
-600 cl. de caldo de pollo (9 cazos de sopa)
-1 chorrito de jerez ( 2 cucharadas)
-4 ramitas de cilantro fresco (en mercadona donde la nevera de verduras)
-2 cucharadas de mantequilla
-300 gr. de espinacas (en este caso congeladas)
-Sal, pimienta y aceite de oliva virgen




Elaboración:

1.-En la cazuela donde vamos a hacer el arroz, ponemos un poco de aceite, los dientes de ajo laminados y el bloque de espinacas congeladas, a fuego medio, moviéndolo , que se vaya descongelando y con cuidado no se nos quemen los ajos, salamos. Unos 20 minutos más o menos, cortamos las espinacas con una tijera lo hice yo, y reservamos.


2.-En la misma cazuela ponemos la mantequilla y cuando se deshaga añadimos la cebolleta y el puerro, salamos,  10 minutos a fuego lento al 3. Cuando ya estén bien pochados añadimos el arroz y meneamos hasta que pierda color. Incorporamos la 1/2 de las espinacas y el queso feta.



3.- Mientras se pocha, ponemos el caldo de pollo a hervir, le añadimos el vino y tenemos al lado de la cazuela, hirviendo a fuego lento y preparado  para  ahora ir añadiéndolo al arroz. 

4.-Y empezamos  añadiendo 2  cazos de caldo y sin separarnos del arroz, vamos moviendo con la cuchara de madera y cuando esté secándose volvemos a añadir otro cazo y asi todo el tiempo, a fuego medio al 5.
Lo tendremos en total 18 minutos.

5.- Cuando sólo falten 5 minutos añadimos el parmesano rallado, perejil picadito y dos ramitas de cilantro muy picadas. Emplatamos con un molde


6.- Espolvoreamos el plato con un poco de cilantro fresco que nos quedaba, adornamos alrededor con las espinacas reservadas (las calentamos antes en el micro) y lo espolvoree también con un poco de semillas de sésamo.

En la foto está picado el cilantro muy grueso, hacerlo más menudo para que se reparta mejor su sabor, muy rico pero fuerte.


Me encanta esta canción  porque invita a la esperanza. Comparte el mundo conmigo! ojalá quizás algún dia... nuestros sueños sean una realidad.