Estadistica

martes, 21 de enero de 2014

Fideos chinos con gambas y verduras o mi mejor cliente

Hoy os quiero presentar a un personaje entrañable, desde los primeros días en que abrí mi negocio El puchero de Helena, me ha acompañado y hoy quiero contaros esta pequeña historia. La suya.


En la cocina no hay fronteras, ni barreras, ni diferencias , todos los seres humanos necesitamos comer y ese es el mensaje que quiero dejar hoy




Pero antes un video que , hoy, es especialmente significativo y  que siempre tengo en mente, me impresionó en su día. 


Mi mejor clienta es una chica con  el pelo rubio y unos ojos azules brillantes y llenos de vida.
Cuando viene a verme siempre entra sonriendo con una alegría  que inunda mi local y una voz muy agradable que me hace reir en cuanto la veo llegar.


Siempre sus primeras palabras son de agradecimiento y la conversación suele ser más o menos...:



-"Hola Helena.. qué rico todo"

-" Hola preciosa!!¿ te gusto el pollo de ayer? "
-Me encantó estaba riquísimo..!! 


Y entoncés le pregunto.. ¿ te apetece un poco de ensaladilla rusa? y ella sonrie y me dice :.. " Claro!!"



La conocí en la puerta del supermercado Lidl de #Almuñecar, me abordó a la salida para saludarme y pedirme unos centimos para comer la devolví el saludo.. y me explicó que tenía 4 hermanos chicos y que necesitaba ayuda.

Le dije: " vente mañana a verme"
Y le di mi dirección.


Desde entoncés viene casi todos los días, me llena de alegría su visita, cuando entra por la puerta, recorre el local con su bella mirada, me invade la  esperanza y la ilusión y hace que, mi perdida se convierta en un tesoro y que, hasta desee tener cosas que ofrecerle, porque esas sobras  son para mi, y me consta que para Luis también, un maravilloso motivo para sentirnos llenos y satisfechos.



El domingo llegó a las 3 y media,  justo cuando cerrabamos, al salir del local estaba comiendo con verdadera devoción un plato de ensaladilla rusa,unos metros más adelante de donde tengo el local, en un banco de la plaza del acuario,  nos miró y con una gran sonrisa, nos volvió a decir..

-"Esto está riquísimo, gracias amigos"


No sé si os lo he dicho, debe de tener unos 15 o 16 años y es rumana, pero para mi es una niña llena de ternura que me llega directamente al corazón .

Por ello  la consideramos nuestra mejor cliente, no nos paga con dinero pero nos paga con su mirada y su sonrisa y, para nosotros, es suficiente.


Por ello, sé que, algún día,  la vida,  le dará una oportunidad para seguir adelante, y me consta que sabrá responder en ese momento.

Y ese día nos llenará de orgullo el sentirnos responsables, de alguna pequeña manera, de haber colaborado y haberla ayudado.


Y esa es la pequeña historía que os queríamos contar de nuestra chiquilla, no conocemos su nombre.. no importa mucho, pero se lo preguntaremos, porque no es un personaje anónimo sino una adolescente, llena de energia que tiene que toda la vida por delante y que nos ha conquistado.
A pesar de su hambre, la sonrisa siempre la ilumina el rostro.




 Espero que os haya gustado esta historia de nuestra niña de grandes e inquietantes ojos azules que simbolizan la esperanza de un futuro mejor y solidario que, está en nuestras manos transformar diariamente... con cadenas de favores #Podemos entre todos sentirnos más humanos;

 y ahora si que habrá que contaros la receta de hoy que este blog es para disfrutar de la  cocina...buscando el acierto pleno de este ejercicio.
La receta de hoy es de mi muy  querido y admirado Carlos de Mercado Calabajio y su receta de tallarines chinos. Como todas las recetas de su blog, un éxito total.





La receta está prácticamente calcada, como se suele decir, dos pequeñas variaciones, poner más pimientos y un poco de maiz pero suprimir el puerro (no por nada sino porque no tenía en ese momento) y por lo demás disfrutar de un plato internacional con toda intensidad.

No tenemos barreras, ni tenemos fronteras en la gastronomía internacional,  tenemos sabores.


Hace falta disfrutarlos!!


Ingredientes para 2/3 personas:

-200 gr. de fideos o tallarines chinos
-1 cebolla en tiras
-1 pimiento verde en tiras (juliana)
-1 pimiento rojo "
-1 pimiento amarillo "
-1 calabacín "
-2 zanahorias "
-150 gr. de gambas peladas y entera
- Salsa de Soja
-Sal
-Agua
-Aceite de girasol
-Maíz (opcional y añadido a mi gusto)




Elaboración:


1.- Rehogamos la cebolla y los pimientos en el aceite de girasol, sazonadas con sal y a fuego fuerte durante  5 minutos. En un wok o sartén amplia. A temperatura bastante fuerte ( 7 u 8 en la vitro)



2.- Retiramos la cebolla y pimentos y reservamos. Añadimos el calabacín y zanahoria, durante otros 5 minutos, guardamos junto lo anterior.






3.-Ponemos toda la verdura ya junta  hasta el punto deseado, añadiendo el maiz si gusta, yo la tuve 7 minutos..(esto es muy particular y depende de vuestros gustos el punto de dureza)



4.-Cocemos los tallarines o fideos según las instrucciones y añadiendo un chorro de salsa de soja en el agua de cocerlos. Escurrimos bien



5-Rehogamos las gambas peladas durante 3  o 4 minutos ( que no se nos sequen)  y calentamos en el wok todo junto, sazonamos con un chorro más de salsa de soja..  y a comer..





 Sólo nos queda emplatar, y servir un poco de soja aparte para los amantes entusiastas de esta salsa,  que le agradezco a Carlos supiera descubrirme y hacerme perder el miedo, en su día, de intentar cocinar platos asiaticos.!!.alguno más tengo en el tintero, no sólo de este gran amigo, sino de otros blogueros que enriquecen mi cocina todos los dias





Y sentir que, en la cocina, no hay fronteras, sólo sabores y sensaciones para disfrutar.. ojalá algún dia el mundo fuera así de fácil #Podemos!!