Estadistica

viernes, 27 de julio de 2012

Pescadilla en salsa de puerros o la fuerza del destino

Las vueltas de la vida conducen  a las personas. 
Las cosas suceden porque las ponemos en marcha pero..de qué manera?, en qué momento surgen casualidades  sorprendentes, muchos lo llamamos destino.. pero son muchas veces situaciones increibles.

Primero la canción  y luego dos anécdotas a modo de ejemplo:



Hace unos años pasamos una semana en Turquia, fue en una época de primavera donde los viajes salen más baratos y las temperaturas no son tan rigurosas.
Estambul es una de las ciudades más increibles que he visitado nunca,  para hablar de su belleza hay que buscar superlativos y me quedaria corta.

Esta ciudad tiene una población de 20 millones de personas y 2 millones de turistas en transito de media. Es inmensamente grande y tiene más de mil mezquitas, haceros una idea lo que puede ser estar sumergida en una ciudad asi. Pues estabamos sentados en una terraza de un bar muy normalito en una plaza cercana al hotel y de repente.... veo que que se acercan 4 personas que me suenan...
Eran el ex alcalde de Almuñecar, Juan Carlos Benavides,  su mujer y otra pareja...yo los conocia por el trabajo que tenía entonces y me puse de pie para saludarles, la cara de todos fue un poema, INCREIBLE!!

Otra más..

Los que leisteis la entrada del pincho moruno o la flor de la canela (si quieres leerla pincha AQUI)sabeis que yo naci en Lima por el "destino" que marcó a mi madre.
Cuando yo tenía unos 6 años tenía una muy buena amiga en el colegio, se llamaba Nuria, con ella jugaba a la goma, a la cuerda..todos esos juegos de mi infancia que, ahora por desgracia se están perdiendo. Las dos jugabamos y jugabamos y nos reiamos mucho. Entonces yo vivia con mi madre en Barcelona.

Un día   Nuria  me invitó a su casa para jugar, mi madre me llevo y asi conocio a su madre, ella era catalana. Se pusieron a charlar y la madre de Nuria le dijo que su marido era peruano...entoncés mi madre le dijo mi procedencia y mi historia, cuando le preguntó ella ..la coincidencia fue sorprendente...
Nuria y yo naciamos el mismo dia 11 de Enero de 1963 en la misma clinica "Miraflores" de Lima.. sólo nos diferenciaban dos horas de vida y el nº de habitación..INCREIBLE o no?

Las posibilidades de que estos hechos sucedieran, son de cientos de millones que no y sin embargo pasaron, es para reflexionar lo que es la vida, las casualidades, el destino.
La fragilidad de la vida, otro motivo más para disfrutar cada minuto como si fuera el último.

El plato de hoy también lo ha marcado el destino porque fui al mercado a comprar pescado pensando en traer unas rajas de merluza para hacerlas a la vasca.. de repente vi una pescadilla que me guiño el ojo y su precio a 3€ el Kg. me termino de enamorar, asi que me dije "te vienes conmigo preciosa" ja, ja. vamos con ella.


Ingredientes para 4 personas:

-2 pescadillas abiertas sin espinas (4 filetes)
-24 gambas
-1 puerro picado en brunoise (muy chiquitito)
-2 cucharadas de mostaza antigua
-4 lonchas de bacon
-1/2 vaso de vino de jerez seco
-1/2 vaso  de vino de caldo  de pescado.
-1/2 vaso de vino de leche evaporada
-1 cucharada sopera de mantequilla salada
-Eneldo (opcional)

Nota.- En la foto veis sólo 1 pescadilla que es la que
hice en realidad pero las cantidades son correctas para 2 pescadillas, 4 rollitos.

Elaboración:

1.- Con la cabeza de las pescadillas, las espinas, las cáscaras y cabezas de gambas, una hoja de laurel , unos granos de pimienta, una zanahoria y un puerro hacemos un caldo y 1 litro de agua hacemos un caldo que hierva unos 20 minutos, desespumamos. Lo colamos y reservamos (sobrara y ya tenemos caldo para otras elaboraciones que se requiera)

2.-Precalentamos el horno a 220º . Y en un cazuelilla o sartén ponemos la mantequilla cuando se haya hecho liquida añadimos el puerro que poche 10 minutos a fuego muy flojito al 3.

3.-- Repasamos los filetes que no les quede ninguna espina ni parte dura . Ponemos sobre la tabla y rellenamos con el bacon. Los cerramos con un palillo.  Los ponemos en la fuente del horno con una gota de aceite .
Estarán en el horno 10 minutos, calor arriba y abajo para que el bacon tome color pero que no se nos pase el pescado.


4.-Cuando el puerro esta blandito añadimos la mostaza antigua y el vino subimos el fuego y dejamos reducir que se consuma el alcohol, a continuación añadimos el caldo y la leche evaporada. Bajamos fuego y dejamos 10 minutos a la vez que se hacen los rollitos.


5.- Añadimos las gambas dejamos 1 minuto y reservamos al calor.

6.- Sacamos los rollitos del horno con cuidado no nos quememos retiramos los palillos, tranquilos que salen bien y no se rompen.

7.- Presentamos el rollito de pie con su salsa al lado.

Esta salsa la utilizo en infinidad de ocasiones para pescados a la plancha o al horno, no se si tiene algún nombre yo hace muchísimos años que la hago en casa.


Sorpresas del destino que la vida nos ofrece...