Estadistica

miércoles, 11 de abril de 2012

Cochinillo asado o me importan un pito las modas

Hoy hace 50 años que estrenaron West Side Story, de las películas musicales más importantes de la historia del cine, con música de Leonard Bernstein y ganadora de 10 oscar .



 Una de las películas que nunca me cansaré de ver como otras que os he puesto en otras entradas. Historia de música y cine  que nunca pasará de moda porque están por encima de ello.


Me acuerdo cuando era chica mi madre, que era muy inteligente, siempre me repetía: "las modas pasan lo bueno permanece siempre." ella se refería a la moda, me inculcó a comprar ropa, muebles, cuadros, libros , música, electrodomésticos en fin todo lo que te rodea con criterio de calidad y buen gusto.


Ella, y yo ahora, nunca nos movimos por modas, valoramos, comparamos y compramos con la idea de que permanezcan en el tiempo y no sean objetos de temporada sino que formen parte de nuestra vida mientras existan.


El consumismo de usar y tirar es uno de los males que tiene la sociedad de hoy, las marcas y la publicidad adicional que conllevan un despilfarro.
En tiempos de crisis deberíamos reflexionar sobre ello e intentar concienciar a nuestros hijos que el consumo no da felicidad solo placer momentáneo.


Y después de este pedazo de charla que os he largado os introduzco en esta receta que es más antigua que la tos y que, seguro, seguro nunca pasará de moda.
Y cuanto más respetemos la forma tradicional de realizarla más contribuiremos a que nuestros hijos sigan disfrutándolo tanto como nosotros.


Va por ti cochinillo segoviano, manjar entre manjares..porque cuando nadie se acuerde de los platos deconstruidos tu seguirás siendo cimiento de nuestras cocinas.







Ingredientes para 4 personas:

-1/2 cochinillo lechal de unos 4 Kg (el cochinillo entero)
-3 cucharadas de manteca de cerdo blanca
-3 dientes de ajo (Opcional)
-1 hoja de laurel (opcional)
-Sal gruesa
-Agua

Guarnición: Es ideal la escarola aliñada con una vinagreta de ajo picado, tomate rallado y aceite de oliva.

Elaboracion:


1.-Precalentamos el horno a 200º. Hacemos un majao en el mortero   con la manteca y los ajos y untamos bien el cochinillo sobre todo por su parte interior. Salamos. Pinchamos el cochinillo con un pincho o tenedor ( asi no nos hace burbujas la piel)
A mi me encanta con el sabor del ajo pero según los puristas el cochinillo sólo lleva agua, sal y manteca. ( Vosotros mismos)


2.-Bajamos el horno a 150º y lo ponemos en la rejilla del horno y  justo debajo ponemos una buena fuente con abundante agua y la hoja de laurel, esta agua debemos de vigilar que  no se nos evapore  para que no se nos reseque el asado.

3.-El cochinillo reposa sobre la rejilla con la piel hacia arriba todo el tiempo no se moja con el caldo porque no queremos que se reblandezca con el líquido sino que quede muy crujiente.

4.-Tenemos 2 horas a esa temperatura en función del horno si no ha dorado lo suficiente subimos a 200º y dejamos 10 minutos más si ya lo vemos bien dorado simplemente esperamos otros 10 minutos y a servir.

Se debe comer recién hecho. La piel queda crujiente como una torta y la carne de dentro melosa, suave y muy tierna.Los hornos son un mundo asi que los tiempos que os pongo son orientativos, pero las temperaturas son importantes para conseguir un buen resultado final.



El amor nunca pasa de moda, desde antes de Romeo y julieta siempre han existido parejas que se  hacen confidencias en el balcón, espero que nunca desaparezca ese arte de seducción ni esta manera de comerse un cochinillo