Estadistica

martes, 24 de abril de 2012

Macarrones con costilla y chorizo o mi plato vintage para niños

Se le llama "vintage" a todo aquello  pasado de moda que hoy se considera clásico. Se aplica el adjetivo "vintage" especialmente a aquello considerado de gran calidad.

Por ello hoy quiero recuperar un plato vintage, era un plato de mi niñez, y que, todos los niños de mi generación y de varias generaciones posteriores han tenido como referencia en sus casas. Si no el mismo parecido...

Ayer hablaba de una canción de Serrat pues aqui está. Es un gran tema, excepcional y único vintage.





Hoy en dia  los niños están perdiendo los juegos de antes por lo menos yo no les veo jugar a lo que yo jugaba de chica, miro en los parques con la ilusión de ver chavales jugando al "churro, media manga mangotero"

O miro en la plaza de debajo de mi casa al ver a unas niñas con la esperanza de verlas saltar a la goma o cantar saltando a la cuerda....

Me dá mucha, infinita pena, cuando los veo sentados a mi lado en cualquier terraza y sólo tienen la dichosa maquinita de juegos en la mano.

¿Dondé está jugar al escondite? ¿Donde fue sortear para ver quien se la liga? ¿Y el balón prisionero de mis recreos?

Y la inocencia del juego de la cerilla, la emoción de los encuentros en el parque de al lado de mi casa con el chico que me gustaba...

No quiero que los niños se comuniquen con otros por móviles, ordenadores, redes.. quiero niños al sol, descubriendo la vida, la naturaleza, traviesos, audaces y aventureros. Ayudarlos a descubrir este lado de la vida.

Vosotros padres jóvenes para ese reto de facebook de  platos para niños yo quiero aportar mi plato vintage, para que no se pierda.
Era un plato sano que, cuando yo llegaba del parque  con mis heridas en las rodillas despues de haber corrido, toda sudada, sucia y muerta de hambre, entonces gritaba al llegar:
"Memé que hay para comer?"
y ella decía:
"Macarrones con chorizo y un poco de costillas de ayer" y entoncés yo saltaba y saltaba en el salón y siempre le decía:
"Bieeeeeen mi plato preferido". A veces las costillas se cambiaban por tacos de jamón serrano, esa era toda la variación que, en mi casa, se haciá con la pasta por parte de mi abuela.

La receta tiene alguna modificación porque ella entoncés no usaba las especias, si acaso un poquillo de perejil o su hoja de laurel al cocerlos.. bueno yo os he puesto la receta como la hago yo actualmente

Mi madre era otro cantar, pero ella cocinaba mucho menos.. ella otro dia.

A por ellos entoncés..


 Ingredientes para 4 personas

-300 gr. de pasta
- 250 gr. de costillas de cerdo
-1 chorizo en trocitos
-800 gr. de tomate triturado
-1 cebolla
-1 pimiento verde
 -2 dientes de ajo
-1 zanahoria
-Unas hebras de azafrán 
-sal,
- aceite
- una pizca de romero 
-albahaca 
-orégano
- pimienta 
-una copa de vino blanco
- Queso manchego rallado al gusto

Elaboración:


1.- Doramos   a fuego vivo las costillas y el chorizo  en una cazuela con un poco de aceite y los ajos , hasta que doren primero las costillas y cuando casi esten  añadimos el  chorizo luego  bajamos el fuego al minimo (Vitro 3). 


2.-Añadimos  entonces la cebolla troceada, el pimiento y la zanahoria y dejamos pochar a fuego lento  por lo menos 15 minutos. Luego vertemos el tomate, una pizca de sal, las hierbas  Dejamos que se vaya espesando la salsa tapada a fuego medio. más o menos 45 minutos con el vaso de vino blanco.




3.-. Mientras, preparamos los macarrones según el tiempo que indique el paquete, en una olla grande llena de agua salada hirviendo.



4.-Por último, añadimos a la salsa los macarrones escurridos, rehogamos bien, ajustamos de sal, espolvoreamos un poco de orégano y listo. Podemos decorar el plato con un poco de manchego  rallado que le dará el toque definitivo .


Como nos comíamos estos macarrones, esos niños que descerrajábamos el viento y apedreábamos el sol..