Estadistica

viernes, 8 de febrero de 2013

Tarta de mermelada casera (Kumquat) o fotos, momentos y vivencias

Cuando miras la vida detrás de una cámara de fotos, plasmas un segundo, reflejas momentos que, si los has fotografiado,  es porque despertaron, en ese instante un interés, un deseo de que no se olvidara lo vivido.

Ayer por un error mío al formatear el ordenador, me cargué aproximadamente unas 100 carpetas de recetas que tenía para publicar. En cada una de ellas como poco 20/30 fotos de los acabados, del paso a paso.

Mi desolación ayer no tenía consuelo, no sabéis como he llorado por mi incompetencia..
El cantito que me puse...(dadas las fechas)




Cuando vives algo con intensidad, necesitas poder recordar ese momento en el futuro,  para volver a vivirlo por unos instantes.. Tengo una amiga, con memoria fotográfica cuando hablamos de un momento del pasado es capaz de  describirte, la ropa que llevaba ese dia, lo que comió o su estado de ánimo.

Yo no, necesito  las fotos para que me sirvan de apoyo. Por eso cuando ayer me desaparecieron los archivos y rompí a llorar, Luis me dijo..

-"No pasa nada vuelve a hacerlos, seguro que las fotos te saldrán mejor" y sé que sí que volveré a hacer los mismos platos y las fotos saldrán, seguramente mejor. 
Pero no son las de aquel día.

Acaso los muslos de pavo en salsa de soja que hice, un día que estaban los niños en casa volverán?
Y la ilusión de esa receta, del cocido de la Vega baja, que hice por primera vez y que nos encantó... la felicidad, el esfuerzo, la búsqueda con mimo de la materia prima.

Lo repetiré claro que sí, pero serán momentos nuevos, ya distintos.

Cuando siempre hablo de  saborear los días, es por  este tema.. tenemos que procurar vivir todo con intensidad, buscar la perfección y la satisfacción en nuestros  actos e intentar archivarlos , cada experiencia es una nueva lección en nuestra vida.

La vida nos regala el tiempo y nosotros lo manejamos a nuestro libre albedrío, conseguir abarrotarlo de buenos momentos está en nuestras manos.

Dicho esta parrafada e intentando recuperar el ánimo después de todo lo perdido, me quedo con las únicas fotos que me quedan para poder publicar.

La receta es humilde y sencilla hasta decir basta.. pero también es gratificante y resultona.

Es un hojaldre con mermelada de Kumquat (naranja china).  Una sencíllisima receta que, espero os guste:



Este tipo de naranjas chinas son ideales para confitar o para mermelada, en la Costa tropical se cultivan muy bien y  amigos míos me regalan siempre para que les haga mermelada.
En esta ocasión fueron 4 kg., lo primero que hay que hacer es lavarlas muy bien




Ingredientes:


-Para la mermelada:
-Por cada Kg. de naranja china (Kumquat) 700 gr. de azucar
-50cl de whisky por Kg.
-1 rama de canela por cada Kg.

-Para la tarta
-Una plancha de hojaldre refrigerado.(compro el del Lidl)
-1 huevo
-1/2 frasco de mermelada pequeño.



Elaboración:

1.-Vamos a trabajar con horas o todavía   mejor el dia antes de la elaboración, cortamos las naranjas a la mitad, les quitamos las pepitas con la punta del cuchillo y trituramos con la batidora, sin hacerlas pure, solo romperlas.

2.-Las ponemos en un recipiente hondo con el azucar y las dejamos macerar, si es toda la noche mucho mejor.

3.-A la mañana siguiente tendrán mucho más líquido por la fermentación de los azucares, las ponemos al fuego tal cual, añadiéndole el whisky y la canela indicada. Cocemos a fuego muy lento, en mi vitro al 3, durante 45 minutos/1 hora. Removemos y vigilamos de vez en cuando..


4.-Sabremos que ya está cuando pongamos un poco en un plato y pasemos la cuchara para dividir en dos partes, si se separan y  no se vuelven a juntar la tenemos al punto.

Podemos utilizarla también como acompañamiento en platos salados como estos crujientes de queso . Pincha AQUI PARA VER LA RECETA

  
Elaboración de la tarta:
Esta tarta es especial para niños, erasmus y poco iniciados en la cocina y si quereis también la podeis hacer con mermelada comprada con lo que la dificultad es mínima.

1.-Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo y cortamos la plancha de hojaldre. Cortando 10 tiras iguales bien hechas (no como las mías que soy muy patosa con las manos)para adornar y el resto para el molde.


2.- Forramos el molde y lo pinchamos bien por todas partes, lo pintamos de huevo batido, le extendemos la mermelada y adornamos con las tiras también pintadas reservadas.


3.-Metemos al horno, a 200º 30/35 minutos vigilando no os dore demasiado. Acordaros de pinchar bastante el hojaldre para que no haga burbujas, yo lo tuve que pinchar más en el horno porque me movía la mermelada 


Dejamos enfriar y lista aunque templado el hojaldre está mucho más rico.


No hay que llorar que la vida es un carnaval, guardar bien vuestros momentos en el disco duro del corazón.