Estadistica

martes, 18 de diciembre de 2012

Confit de pato o #Autoestima, la necesidad de agarrarnos a lo bueno

Siempre me ha gustado mucho el confit de pato, nunca lo había hecho en casa pero si, lo he comido cuando  lo he visto en la carta de los restaurantes.
Andaba yo pensando el otro día en presentar un plato, de cara a las fiestas de Navidad, que fuera rico y que, sin ser caro, pudiera suponer un plato distinto en la mesa de nuestra casa, que convierta la cena en algo sorprendente y festivo.


Porque tenemos necesidad de agarrarnos a lo bueno, porque tenemos que mantener la dignidad y la ilusión el próximo dia 24 y porque vamos a darnos la mano entre todos y a empujarnos hacia adelante para que, el año que viene podamos seguir sonriendo.



Este es un anuncio comercial, pero me parece tan bueno.. tan ahondar en lo positivo, tan emocionante que a mi ha hecho llorar entre sonrisas, si a ti también,  considero mi objetivo cumplido.




Estaba además pensando que, a parte de la novedad de comer pato, cosa que no es habitual en la comida tradicional española, es un plato que puede venir estupendamente a todos los que busquen:

-No pasar cocinando más de 25 minutos .
-No fallar en el punto de asado porque andan inseguros con su horno
-Un plato chulo que suponga una novedad en la mesa
-Una comida económica y vistosa
-Un plato que puedas cocinar mientras disfrutas de toda la familia y amigos y que no te tiene pendiente de su elaboración

En fín me parece que, algunos de los que me leéis os gustará esta publicación y si no es para Nochebuena si, para cualquier otro momento, en que decidais que este plato viene al pelo.

Para los que pensais que el pato no os va  gustar y nunca lo habeis probado os adelanto que, su sabor es suave y su textura también. Ninguna cosa rara que os pueda suponer rechazo en sus cualidades gastrónomicas.

Y si yo no lo había hecho antes en casa es,  porque no es fácil de encontrar en las carnicerias de aqui, por eso, el otro día cuando fui a LIDL y lo ví envasado al vacío y precocinado, no pude resistirme y decidí probarlo.

El precio era interesante y la calidad de los productos de este super no me suelen fallar asi que arriesgue..
(Nota.- Esto que escribo no lleva ningún interés comercial con este supermercado)

Bueno no voy a alargar mucho esta entrada.La autoestima de todos necesita un buen empujón y que nos pongan las cosas fáciles a todos, por eso creo que, esta solución  segura, fácil y rápida para la cena de Navidad, es mi objetivo hoy.

Todavía quedan muchos motivos para ser felices en Nochebuena, porque seguro que las cosas van a cambiar e irán a mejor si todos peleamos, porque nuestros hijos volveran, porque este país se merece un futuro mejor, porque entre todos nos vamos a ayudar y porque ni nos vamos a rendir, ni vamos a bajar la cabeza, nos vamos a mirar a la cara y vamos a tirar "pá alante".

Y mientras vamos a sonreír el próximo 24, a besarnos y si cabe.. a brindar y a cantar un villancico a nuestros niños...

Feliz Navidad!!!


Y antes de irme a por la receta, quiero mandar un soplo de ánimo a quien lo da todo por perdido, al que no tiene ilusión, al que la navidad lo está hundiendo, en mi perfil tienes mi correo electrónico, escribime, no pierdas la esperanza, me tienes a mi, no podré ayudarte mucho pero si leerte. No es mucho consuelo, pero por lo menos, no estaras sol@.





Ingredientes :

-Un confit de pato precocinado envasado al vacío por persona
-Una pizca de azucar
-Sal

Majao provenzal para 2 confit:
-1 cucharada de pan rallado, 1/2 de romero y 1/2 de tomillo , 1 diente de ajo y la grasa que envuelve al pato. Majamos todo esto en el mortero y con esta pasta untaremos la piel del pato.

Puré de castañas:
-250 gr. de castañas para un puré para 2 personas
-250cl. (un vaso de agua) de leche evaporada ideal 
-50 gr. de mantequilla
-Sal y pimienta

Confitura de albaricoque:
-Mermelada de albaricoque, sazonada con sal y pimenta y aligerada con un poco del jugo del asado una vez hecho.

Rúcula aliñada:

- Un puñado de rucula por persona, aliñado con aceite de oliva virgen extra, reducción de vinagre balsámico y sal.



Elaboración:

1.- Precalentamos el horno a 200º y nos ponemos   a pelar las castañas ( lo más dificil de todo el plato) para ello un truco:

Poner las castañas en temperatura media al microondas con un corte en la piel durante 25 segundos, en pocas cantidades, al sacarlas las vais pelando.. se pelan estupendamente. Y no pierden ninguna cualidad porque no las hemos pasado por agua.



2.- Una vez peladas las ponemos a cocer  con la leche evaporada y la mantequilla, fuego lento unos 30 minutos. Sazonamos con la sal y la pimienta.

3.- Hacemos el majao en el mortero o en la batidora de todos los ingredientes señalados y despues de sazonar el pato lo untamos con él. Espolvoreamos con pelín de azucar para darle su puntito crujiente.



4.- Metemos el pato en el horno, según las indicaciones en mi caso a 200º 15 minutos, calor arriba y abajo y bandeja a  altura media alta.

5.- Pasamos por la batidora el puré de castañas.

6.- Sazonamos la confitura y aligeramos cuando sacamos el pato del horno con un poco del jugo del asado. Ponemos un poquito en el plato de servicio.

Emplatamos y servimos con una ensalada de rúcula o escarola como guarnición



Mi deseo es  que disfrutemos de las Navidades con optimismo y esperanza!